SAN MARCOS TECOMAXUSCO DIVIDIDO POR LA HISTORIA



Durante el seguimiento a las vías del ferrocarril San Rafael - Atlixco, me di cuenta que, al ubicar la Bóveda de Chichilacaxtla en el servidor de mapas en línea, precisamente en ese punto se encuentra la división de Ecatzingo con Atlautla, me sorprendí y no me quede con la inquietud, es así como empezó una historia más.

En el año de 1537, cuando se conformó Ecatzinco, se convocó a los viejos en la Iglesia de San Pedro, donde se bautizaría a sus hijos por Fray Pedro de Jesús, integrante de la orden de los Dominicos y quien les enseñaría en náhuatl la doctrina cristiana; a esa reunión también se llamaron a los viejos de: Santiago Mamalhuazucan, San Juan Tepecoculco, San Antonio Alpanocan, San Marcos Huecahuasco, San Andrés Jumiltepec, para poner el barrio de San Miguel, San Esteban, Santa Catalina, San Martin Obispo Tlamimilulpan, San Juan Tlacotompa y San Marcos Tecomaxusco (1). Este último pueblo se encontraba establecido en diversos solares, que constantemente entraban en discordia con los habitantes de Santiago Tlacotitlan, porque en ellos pasteaban las ovejas.


Atendiendo esa problemática, el Rey de España y de la Indias Occidentales Don Felipe IV ordena en su nombre al Capitán Don Rodrigo de Mercadante y Amariles, alcalde mayor por su majestad de la jurisdicción de Amaquemecan, de posesión como legitima pertenencia a los naturales de Tecomaxusco las tierras que les corresponden. Es así como el captan Don Rodrigo de Mercadante a los diez días del mes de septiembre de 1639 y al repique de las campanas del cementerio de la Iglesia da cumplimiento a la cedula de su real majestad procediendo al señalamiento de los ejidos a los cuatro vientos, tomando por centro el cementerio de la iglesia del pueblo. Colindando al norte con San Juan Tehuixtitlan, al oriente con el paraje de Tlanamacantitla, donde está el palo del pastor o palo cuate, al sur con Ecatzinco y al poniente con Santiago Tlacotitlan (2).


Cuenta una leyenda que en cierto tiempo los naturales de Tecomaxusco se encontraban en la ruina, no tenían para comer, ni sembrar sus tierras, por lo que se acercaron al Sacerdote encargado de la Iglesia de Santa Teresa, ubicada en el monte de Tecomaxusco, para pedirle dinero prestado. Al paso de los días y los meses, los habitantes le siguieron pidiendo dinero para cubrir sus necesidades, hasta que el sacerdote les dijo – que ya se tenia que retirar, y les pidió le devolvieran el dinero que les presto - pero el pueblo no tenía dinero, les pregunto a los abuelos del pueblo que entonces que iban hacer porque él ya se tenía que ir y solicitaba le cubrieran la deuda, ellos en su desesperación y para salir del compromiso le ofrecieron una parte de su territorio. El sacerdote recibió los terrenos dejándolos a cargo del pueblo de Atlautla.


En la actualidad algunos habitantes de Tecomaxusco tienen su propiedad ahí y si quieren atender un asunto al respecto, deben acudir al municipio de Atlautla para resolverlo (3).


En esa zona se encuentran dos construcciones del ferrocarril San Rafael - Atlixco: el Puente del pendiente, que son dos bases de piedra con una altura de 40 metros aproximadamente, se comenta que ahí cargaba agua el ferrocarril. La otra construcción se ubica a unos 300 metros de distancia. Es una bóveda realizada con la misma piedra en forma curva, que recibe su nombre Santa Teresa por encontrase a un costado de la propiedad donde se asentaba la Iglesia del mismo nombre.


Investigación realizada por: Profr. José Luis Reyes Sánchez, Cronista municipal


* (1) 1537 Títulos Primordiales de Ecatzinco

* (2) 1639 Traducción de los títulos primordiales de Tecomaxusco

* (3) Martínez Amaro Paulino, Martínez Amaro Julio



331 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo